Diseño Web

Manual diseño web: Planificación y configuración de un sitio web

19 febrero, 2016

Para la creación de un sitio web, podemos utilizar varios métodos o seguir distintos manuales de diseño web. Hoy vamos a ver uno de ellos, seguiremos uno de los caminos, con un cierto orden para que todo fluya en la dirección correcta, un flujo de trabajo que nos llevará a crear nuestro propio manual de diseño web.

Comenzaremos siguiendo estos pasos, veamos como haremos un “manual de diseño web”:

  1. Planificación y configuración del sitio
  2. Diseño de las páginas web
  3. Adición de contenido a las páginas
  4. Darse a conocer
  5. Ya tengo mi sitio web

1. Planificación y configuración del sitio web

Todo es organizarse y organizar la información que tenemos disponible como: ficheros, imágenes, gráficos… todo lo que sea relevante y vayamos a utilizar en la creación de nuestro sitio web. Determinaremos la ubicación de los archivos. Crear esa carpetita donde todo estará guardado y clasificado para cuando tengamos que echar mano de ello. Que sepamos y tengamos claro donde está todo guardado para no perder tiempo buscando algo que sabemos que existe y no damos con ello.

También es muy importante tener claro y examinar las necesidades del sitio web, el perfil de la audiencia y cuales son los objetivos de nuestra web. Además es necesario tener en cuenta los requisitos técnicos como el acceso de los usuarios, limitaciones de los navegadores, descarga de archivos, vídeos o plugins necesarios.

Finalmente, es este paso nos queda el registro del dominio y la contratación de un buen hosting. Aquí poco mas voy a comentar, ya veremos en otro artículo las distintas opciones, no quiero extenderme mucho, ya que daría para largo.

Una vez que hayamos organizado la información y determinado una estructura, podremos comenzar con la creación del sitio web.

2. Diseño de las páginas web

En este punto ya sabemos las necesidades de nuestro sitio web, ahora tenemos que dar forma visual  a nuestra idea. Nos plantemos hacer un diseño propio o partir de una plantilla, ¿que es mejor?, pues dependerá de cada caso, de nuestra habilidad con el diseño y del dinero que dispongamos para invertir en nuestra web. No es lo mismo algo personal que una tienda online.

Por tiempo, seguramente salga mejor partir de una plantilla, existen multitud de lugares donde conseguir plantillas y como todo las tienes de pago y gratis. Sobra decir que las de paga suelen tener “algo mas” que las gratuitas.

Si decides un diseño personal, y buscas un diseñador, antes de hablar con él, por ahorrar tiempo a los dos, estaría muy bien que hicieras unos bocetos de lo que quieres. Coge un papel y dibuja, te vendrá bien a ti para dejar claro que quieres y será mas fácil trasmitir tu idea al diseñador.

3. Añadir contenido a las páginas

Todo el proceso que estamos siguiendo es importante, pero el contenido de una web, es lo más importante de todo. Sin contenido, no tenemos nada que mostrar al mundo o a nuestros clientes. Un buen contenido lo es todo. Es bueno para tus clientes, para el posicionamiento en los buscadores, es bueno para ti. Trabaja mucho, mucho en generar contenido de calidad, nada de copiar y pegar de otra web, tienes que ser único en esta selva que es internet. Tienes que diferenciarte de los demás para hacerte ver, para darte a conocer, para que lleguen visitas y vuelvan a tu web. Conseguir clientes es tu objetivo, pero sobre todo hacer que vuelvan a visitar tu web. Volverán si lo que encuentran en tu web es interesante para ellos, si es único, si la experiencia de navegar por tu web es buena.

planificación web

4. Darse a conocer

Tenemos nuestra web a punto de caramelo, ahora solo nos falta emplatar y presentar al mundo. Nuestra web es una maravilla, intuitiva, fácil de navegar, con un buen buscador interno… es prácticamente perfecta. Pero si nadie sabe de su existencia de poco sirve el trabajo realizado hasta aquí. ¿Y como nos damos a conocer?.

Primero daremos de alta en los buscadores a nuestra web, les diremos que hemos nacido, que estamos en este mucho y queremos que lo sepan, gritaremos Google que estoy aquí. Para ello, puedes darte de alta en las Herramientas del Webmaster de Google y añade tu web. Otra opción es añadir tu URL directamente y esperar a que pase el tiempo, en este enlace puedes hacerlo. Pero es mucho, muy mucho mejor darse de alta desde las herramientas del webmaster.

Como existe vida mas allá de Google, aunque no lo creas existen mas buscadores que los usuario utilizan (ya lo veras con el tiempo) tienes que dar de alta tú web en Big. El buscador de Microsoft también tiene sus herramientas de webmaster (personalmente me gustan mas que las de Google). Las Herramientas del Webmaster de Bing son mas sencillas e intuitivas que las de Google. Podemos seguir con mas buscadores, como Yahoo (que tiene sorpresa), DMOZ

A parte de los buscadores, las redes sociales son un camino rápido de darse a conocer, sobra hablar de Facebook, Twitter, Pinterest, Google+, Instagram, Linkedln, … si puedes y sobre todo si tienes tiempo de gestionar las redes sociales a por ello. Aquí el problemas es que estas necesitan comer, comer contenido de forma habitual. Es mucho el tiempo que requiere para hacer un trabajo bueno.

Por último, nos queda la opción de sacar la cartera y gastar euros (gastar dinero en SEM), contratar o realizar una campaña de marketing. Aquí, lo más “sencillo” puede ser Google Adword centrando la campaña en las búsquedas a través de Google y sus asociados. Para que sea efectiva, saca un buen dinerito para invertir, pero invierte bien, busca que palabra clave quieres posicionar (pagar por aparecer) que es como un pozo sin fondo. Estudia bien tu objetivo ya que el retorno de la inversión suelen ser en el mejor de los casos del 2%. En las redes sociales también puedes hacer publicidad y dejar parte de tus recursos financieros.

5. Ya tengo un sitio web

Llegamos al final del manual de diseño web, por fin tengo todo funcionando, ¿y ahora que hago? he currado a tope en el diseño web, estoy en la cima, me vengo arriba, esto es pan comido, nadie es mejor que yo. Pues después de tanto currar en el diseño web, posicionamiento web, siguiendo el manual de diseño web al pié de la letra, ahora es cuando empieza el curro de verdad. Tienes que ver si tu super diseño web es bueno, si los visitantes, encuentran lo que buscan en menos de un par de clics. Si las visitas suben, y sobre todo, si tienes conversión en dinero (o satisfacción del curro bien hecho) de esas visitas. Tendrás que modificar el diseño web, currarte el SEO, ver si el SEM está bien hecho o se puede mejorar (seguro que se puede mejorar), atender las redes sociales (ahora, seguro que te arrepientes de darte de alta en todas ellas, te falta tiempo para atenderlas y apenas te quedan unas horas para dormir).

Bienvenido a la realidad, una web es algo vivo, algo en constante evolución, como todos los días, y come mucho tiempo y recursos si quieres triunfar. Una web nunca, nunca está terminada, siempre se puede mejorar, siempre tienes algo que cambiar o corregir.

Lo dicho, los manuales de diseño web los podemos resumir en CURRAR, CURRAR Y SEGUIR CURRANDO COMO UN CABRON

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar un Comentario